martes, 30 de enero de 2018

YAHWÉH: EL ENIGMÁTICO DIOS HEBREO (2)


יהוה

Hoy en día pulula abundante información por internet, que si bien es heterodoxa, no significa que sea la "verdad pura",  y sobre todo, mucha de ella no es ninguna novedad. Yahwéh ha pasado de ser un demonio, a Lucifer mismo, y en los últimos tiempos se le han dado connotaciones alienígenas, más bien la de "forastero espacial". La información que manejan este tipo de investigadores es mayormente esotérica e incluso muy new age (nueva era) se habla de un demiurgo interestelar, extraterrestre, que está más allá de nuestro entendimiento, pero son meras conjeturas, las que muchas veces son un arma de doble filo. 

Para muchos, y sobre todo para los gnósticos, Yahwéh es un dios malévolo, creador del mundo material y sensible, el verdadero creador de este corruptible valle de lágrimas; en la cultura Ugarítica es Él, en la Mesopotámica es Enlil, y en el antiguo mito pelasgo de la creación es la serpiente gigante Ofión, que increíblemente nace de las manos de la diosa, del calor de sus manos: <<En el principio Eurínome, diosa de Todas las Cosas, surgió desnuda del Caos, pero no encontró una base sólida en la cual apoyar sus pies, asi que separó el mar del cielo danzando sola sobre las olas. Danzó en dirección al sur, y el viento que se creaba a su paso pareció algo nuevo y distinto, apropiado para comenzar una obra de creación. Volviéndose, atrapó este viento del norte, lo frotó entre sus manos y he aquí que apareció la gran serpiente Ofión. Eurínome siguió bailando para entrar en calor, su danza cada vez más y más salvaje, hasta que Ofión, invadido por la lujuria, se enroscó entre esos miembros divinos y se vió impelido a copular con ella. Fue así como Eurínome quedó encinta>>.

Éste último tiene una similitud increíble con el mito Gnóstico de la creación: Sofía, engendrada del altísimo se enamora de su mismísimo padre, y en una especie de ataque de ira, se auto-embaraza y nace el Demiurgo Ialdabaoth (Yahwéh-Sabaoth), creador del mundo material. Pero esto es esoterismo, es mucho mejor investigar de una forma más seria y menos fantasiosa.





LOS HEBREOS Y LOS ORÍGENES DE YAHWÉH

Los hebreos, como etnia, aparecen en Palestina en el segundo milenio a.C. estaban organizados en doce tribus, y a partir del siglo X a.C. se constituyen en una monarquía. A la muerte de Salomón, el reino se dividió en dos: el reino del Norte y el del Sur. El reino del Norte desaparece ante el avance Asirio en el 722 a.C. entretanto el reino del Sur, unos años más tarde también cae, esta vez por los Babilonios (567 a.C), quienes al mismo tiempo deportan a la clase dirigente hebrea a Babilonia y a las riberas del Eufrates. Allí permanecieron hasta que Ciro II el Grande permitió su vuelta a Jerusalem. A causa de este destierro, la cultura mesopotámica marcó e influenció increíblemente a la religión hebrea, cuyas tradiciones, durante este período, se pusieron por escrito. A partir de ese momento y destruido el templo de Jerusalem, la palabra de Yahwéh hace su aparición.

En la cultura Ugarítica, casi en los mismos tiempos en que se empezaba a crear el Pueblo Hebreo, se adoraba a un dios supremo llamado "El", es curiosa la raíz "El" que aparece en muchos nombres de dioses del tipo solar; "Helios" en la antigua grecia era el dio solar por excelencia, "Helí" en arameo quiere decir "señor", "Eliun" en fenicio y "Lion" en cananeo quieren decir "Sol", de estos nombres hebreos, arameos y cananeos se derivan los nombres judíos "Elías" o "Eleazar", relativos a la divinidad misma, el Sol. Pero es curioso que esta primitiva forma de aludir a Yahwéh tenga relación con una divinidad solar, ya que éste se acerca más a un dios lunar. Para resaltar aún más la asociación de Yahwéh con una divinidad solar recordaré la similitud de Yahwéh con el asno, este tema del asno es extremadamente oscuro y no hay nada concreto al respecto. "Esel" en alemán, "asil" en gótico y "ase" en catalán y occitano significan la misma palabra; "asno". En la parte mitológica tenemos a los "Asuras" hindúes, los "Ases" germánicos, y el "Asgard" (el centro del mundo) as-gard significaría ¿jardín del Sol? o ¿jardín soleado?, donde estos últimos tenían su morada divina, el "As" de cada palo de la baraja (el número uno) es un remanente de esta connotación divina con el asno... ¿o con el Sol?, posiblemente el asno (no sé porqué razón) tenga una gran relación con el Sol, en la antigua religión sabina (prerromana) al Sol se le denominaba "Ausel" y los antiguos etruscos lo llamaban "Usil", que son muy parecidos al nombre del asno en otros idiomas de la misma rama indoeuropea. La raíz "Au" o incluso "Us" o "Ur" está presente en los nombres -no necesariamente de dioses- en que aparece el color dorado, en la antigua sumeria se denominaba al agua con el nombre de "Ur" (el agua es brillante), "Ur" en vasco también significa agua, de este "Ur" muy probablemente tenemos el "Up" que abunda en los pueblos nórdicos (Upė significa río en lituano) por ejemplo en Suecia tenemos las localidades de "Uppland" y "Uppsala" las que están prácticamente en la costa, muy cerca del agua, "Urburu" en vasco significa manantial, estoy seguro que de este "Aus" o "Aur" derivan ciertas palabras como "Aurora", que son las primeras horas del Sol en el firmamento, cuando éste alcanza un color dorado profundo, "Aurum" (en latín significa Oro) e incluso la constelación de "Orión", la cual, a pesar de dibujar la imagen de un gigante en el firmamento, pareciera ser una especie de manto (según José Alfredo González Celdrán), en el cual se dejaba pudrir el jugo del hongo alucinógeno Amanita Muscaria que tiene un espectacular color dorado, y por supuesto la "orina" que es de color amarillo oro, en fin, el tema es muy complejo, pero podría remontarnos no necesariamente al origen del nombre del Dios hebreo, sino que a su significado primigenio, y guardado celosamente por la casta sacerdotal de los hebreos; los Levitas.







Ofrenda del Rey de Ugarit al dios supremo El. Siglo XIV a.C.










Constelación de Orión.







YAHWÉH, SATURNO Y CRONOS


Primeramente para hacer una comparación de Yahwéh y Saturno, debemos revisar las Saturnales del gran Macrobio, escritor y gramático romano. Pero primero veamos quien fue Saturno. Saturno, quien regía en la Edad Dorada, fue derrocado por su hijo Júpiter, después de eso fue amablemente acogido por Jano, quién instauró las Saturnales, los altares y sacrificios hacia Saturno, e incluso bautizó a toda la tierra bajo su reinado con el nombre de Saturnia (antiguo y secreto nombre de Roma).

Las Saturnales tenían por fin alabar y regocijarse en una especie de Edad Dorada, una clase de emulación de esa edad perfecta, con banquetes abundantes, vino, y otras delicias. Se elegía a un soldado por su belleza corporal y éste parodiaba a la divinidad solar; Saturno. Las Saturnales comienzan el 17 de Diciembre en las primeras horas del día y terminan el 23 o 24 de Diciembre a medianoche, (en el hemisferio norte) en esos días el Sol o año viejo muere en el solsticio de invierno y da paso al nuevo Adonis.

El origen del nombre de Saturno es extremadamente sombrío como la penumbra y antiguo como las piedras, uno de los primeros nombres asociados a él, es el nombre del antiguo dios sumerio Šamaš, dios solar de la justicia y de los muertos, en consecuencia presidía la paz, el día de descanso, de ahi el Sabbath hebreo (día de descanso) y el Sábado grecorromano. En otras culturas como la irlandesa tenían el día de los muertos, el Samhain, entre el último día de Octubre y el primero de Noviembre, ésta divinidad de los muertos fue conocida en todo el mundo bajo diferentes epítetos, los etruscos lo llamaron Satun o Setún, los egipcios Seth (señor del caos, las tormentas de arena y la oscuridad). Saturno era el rey de la semilla sembrada y germinada, de la cebada fresca, por lo que su culto exigía el sacrificio de su representante, para asi propiciar el renacimiento de la naturaleza en primavera. Es curiosa la relación de Saturno con el renacimiento de la naturaleza y la semilla (semen en latin), y me inclino a pensar que de sáthe que quiere decir miembro viril (según Macrobio) deriva el nombre de los famosos sátirosseres libidinosos hambrientos de sexo, mitad cabra y mitad hombre. En definitiva, Saturno, asi como los dioses asociados a él, muestran una gran insinuación a los placeres, pasiones terrenales, al mundo material y al sensible, al renacimiento de la naturaleza, a las cosas perecederas, y una verdadera Oda al Tiempo Eterno que no muere, sino que se reinicia.

Igualmente la procedencia del nombre de Cronos es excesivamente antigua, una de las más antiguas formas de la cual deriva este nombre es el ruso чорн (Chern o Chern-o) que significa negroCronos o las formas Coro, Curo o Cor siempre aluden a una divinidad negra como la Corneja y el Cuervo, ambos pájaros negros y de mal presagio, pero también designa al color rojo, el color de la sangre de los sacrificios, en ruso красн (Krasn o Caran) significa rojo, el Gorri vasco igualmente significa rojo y tiene ésta raíz, asimismo la palabra coral significaría el rojo. El griego καρυκινοζ (carukinos) significa rojo sangre o rojo oscuro, también esta raíz "Car" o "Cer" o "Cher" en muchas lenguas, designa a la cereza; en latín Ceressia, en gallego Cereixa, en catalán Cirera, en alemán kirsche, en inglés Cherry, en ruso Chereshia (черешия) y el árabe kárasun, etc.

Es curiosa la dualidad de dicha raíz, en todo caso el rojo y el negro son los colores de la muerte. 
Cronos como dios del tiempo y devorador está asociado a la muerte y resurrección terrenal, y por ello se le equipara al dios hebreo, pues como escribe el profeta Isaías (26: 19) : <<Revivirán tus muertos, mis cadáveres se levantarán, despertad y cantad los que yaceis en el polvo, porque rocío de luces es tu rocío, y la tierra parirá sombras>>.





YAHWÉH: INNOMBRABLE Y OMNIPOTENTE


Singular y curioso es que Yahwéh no tenga alguna representación física que yo sepa, no hay absolutamente nada, contrario el caso de otras etnias semitas; Ishtar, Teshub, Malakbel, Yehawmilk aparecen representados en innumerables frisos, pero de Yahwéh... nada. Probablemente se debe al decálogo (ÉXODO 20; 3, 4): <<No tendrás otro dios que a mi. No te harás esculturas ni imagen alguna de lo que hay en lo alto de los cielos, ni de lo que hay abajo sobre la tierra, ni de lo que hay en las aguas debajo de la tierra>>. 


A continuación presento una galería de imágenes con las impresionantes esculturas de algunas tribus semitas.








Estela de Baal con el rayo.





Cuerno con la diosa Ishtar y una pequeña esfinge.






Estatua del dios fenicio Refesh.














Terracota de la diosa Astarté.




Yahwéh no tiene nombre, no tiene imágenes y no tiene morada (1 REYES 8; 27) y como el cielo es el almacén de la lluvia (1 REYES 8; 35) Yahwéh la deja caer, esporádicamente, por las ventanas del firmamento (GÉNESIS 7; 11 - 8; 2).






FIN










No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LOS CELTAS IRLANDESES: ENTRE LA HISTORIA Y LA LEYENDA

Los Celtas hacen su aparición por primera vez en Europa, en Hallstatt (Austria) hacia los siglos XIII y XII a. C. y parecen ser descendient...